PRÉDICA 24 DE ABRIL 2022

LA TRIPLE CORONA

En el cielo, como administradores que somos aquí en la tierra, tendremos que dar cuentas de las decisiones que hemos tomado. Si hacemos las cosas bien, Dios nos recompensará con una corona, cuyas tres características son las siguientes:

1º UNA CORONA DE VIDA. Santiago 1:12

Dios nos entregará la corona si soportamos las tentaciones, puesto que muchas de ellas, Dios las permite (Dios NO nos prueba) porque son parte del plan de salvación para nuestras vidas.

Estemos gozosos, sabiendo que Dios está con nosotros; además, no olvides que las dificultades aumentan tu fe y paciencia. ¿Permaneces fiel a Dios o seguimos a los deseos de la carne? Seamos “aprobados” por Dios, obedécele y demuéstrale que le amas cumpliendo su palabra. No rompas tu comunión con él por una desobediencia.

2º UNA CORONA DE JUSTICIA.  2 TIMOTEO 4:8

Dios nos entregará la corona a todos los que “amen su venida”; esto significa, amar todo lo que Cristo representa, todo lo que es y todo lo que conlleva.

No te dejes llevar por el mundo. ¡Busca primero de Dios y todo lo demás te vendrá por añadido! Busca primero su reino, no te conformes con las cosas de este mundo (no pertenecemos a él), nosotros tenemos un lugar mejor junto a Dios en el cielo. Todo esto es amar su venida, buscar su reino y hacer su voluntad. Además, cuando nosotros decidimos ir con su verdad, traemos su justicia y su venida.

3º UNA CORONA INCORRUPTIBLE. 1 CORINTIOS 9:25

Dios nos entregará una CORONA ETERNA. No se va a poder destruir ni marchitar…. ES UNA CORONA DE GLORIA.

Sin embargo la gloria de este mundo es pasajera, todo tiene un límite y nada dura para siempre. Pero… ¡Dios nos promete una corona eterna!

Normalmente, las personas que quieren recibir algún tipo de reconocimiento importante se deben de abstener de muchas cosas (por ejemplo, un futbolista debe privarse de comer de forma descontrolada si quiere tener un buen físico). ¡Cuánto más nosotros tendremos que abstenernos de placeres del mundo para conseguir una corona mucho mejor, una corona incorruptible!

Todo lo que nos aleje de Dios es un obstáculo y nos perjudica para cumplir el llamado que Dios tiene para nuestras vidas.

Dios viene pronto junto a su corona, y nosotros para poder recibirla tenemos que permanecer fieles a él, sin dejarnos llevar por los deseos carnales, buscando su reino y su justicia, y deseando la gloria de Dios por encima de la de los hombres.