PRÉDICA 8 DE MAYO 2022

MARCOS 8: 31-38

Contexto: Jesús anuncia a sus discípulos que le era necesario seguir el camino hacia la cruz (padecer, ser desechado, morir y resucitar). Este camino no encajaba con las expectativas que tenían los discípulos, les resultó sorprendente. Muchas veces tenemos una visión distorsionada del plan de Dios.

v. 32 y 33

Triunfar en Dios es aprender a ver las cosas como él las ve, y no como la ven los hombres.

En este caso, Pedro no estaba de acuerdo con la decisión que Jesús había tomado y por ello, empezó a reconvenirle. Básicamente, quería convencer y tratar que Jesús tomara otro camino, porque esa decisión a Pedro no le convenía. Podemos ver como Pedro se interpone en el camino de Jesús hacia la cruz. Se pone por delante de él para hacerle “tropezar”, tenía una perspectiva humana y no divina.

¡Apartemos a los “Pedros” de nuestra vida!

v.34-38

Todo el que quiera seguir a Jesús puede aceptar el llamado:

Jesús deja claro que no va a abandonar el camino hacia la cruz, no se dará por vencido. Y si queremos ir con él, debemos apartarnos de delante e ir detrás. Para ello es necesario negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguir a Jesús. La decisión de seguir a Jesús llevará al verdadero triunfo con Dios.

La decisión es individual, y Dios nos da 3 motivos importantes por los que deberíamos tomar la decisión:

  • Si quieres vivir para ti mismo con una visión humana, perderás la vida; pero si por seguir a Jesús pierdes la vida, la ganarás. (v.35)
  • ¿De qué nos sirve tener muchas posesiones si pierdes el alma? ¿Qué nos conviene más? (v.36)
  • Si para buscar la aceptación del mundo (una generación adúltera y pecadora) nos avergonzamos de Dios, él también se avergonzará de nosotros. (v. 38)

Avergonzarse de Dios implica no querer identificarnos con él, no estar relacionados. Estaríamos prefiriendo ser aceptados por el mundo a ser identificados con Jesús, no querer marcar una diferencia.

¿Estamos delante o detrás de Jesús? ¿Dejamos que Jesús nos guie o le decimos lo que tiene que hacer? ¿Estamos dispuestos a cambiar de posición?